jueves, 25 de junio de 2015

¿Quién se enoja más los hombres o las mujeres ?

Diferencias del enojo de Hombres y Mujeres 


Muchas personas me hacen esta pregunta cuando doy terapia de pareja, parece que la gente cree que hay algo en los genes que hace enojar más a unos que a otros, pero no es así, el enojo es una emoción y se manifiesta en ambos sexos en forma distinta y muchas veces por razones diferentes, en este post voy a explicar un poco esto. 

La pregunta de quien se enoja más tiene milenios, algunas dicen que los hombres y algunos dicen que las mujeres, pero es solo cuestión de percepción, por ejemplo ¿Quién tiene más enojo? ¿El hombre celoso o la mujer con celos?, en realidad depende de cómo traten sus celos y la forma en que fueron educados, no es lo mismo una persona celosa que creció en Holanda a una persona celosa en México. No hay una respuesta sencilla y creo que los científicos tardarán mucho en dar con una que satisfaga ambos sexos. 

Pero… ¿eso es todo? Es una pregunta sin respuesta ¿y ya? Pues no, no podemos saber quién se enoja más, pero si se han encontrado diferencias en las razones para enojarse, los hombres y las mujeres se enojan por cosas distintas, esto se debe a como evolucionamos, las actividades de hombres y mujeres eran diferentes y por eso desarrollamos formas desiguales de enojo.

Entendamos que los hombres salían a cazar (no por razones de machismo sino de supervivencia, si moría en esa actividad de riesgo solo se perdía uno, pero si moría una mujer se perdía toda la progenie que pudiera tener) Así que los hombres al salir de cacería se encontraron con problemas diferentes, allí tenían que manifestar enojo para poder defenderse de las fieras y tenían que resolver las diferencias unos con otros en forma rápida y simple para no perder tiempo (se pelaban y quién ganará tenía razón). 

El enojo en los hombres sigue manifestándose en esa forma, usándolo para imponer su punto de vista (en casa, en la calle, en el trabajo) y usándolo para “defenderse” de las fieras extrañas (que ahora se manifiestan como, tráfico en las calles, salario insuficiente, ruido excesivo, etc.) El enojo en sí no es algo malo, el problema es cuando lo manifiesta en su forma primitiva (gritos y golpes). 

Ahora veamos lo que sucedía con las mujeres, ellas se quedaban en las cercanías del campamento a recolectar, el trabajo era en equipo, así podían realizarlo con eficiencia, cuando alguna de ellas se negaba a hacer su parte (trabajo en equipo) venia el enojo, pero como tenían tiempo lo podían hablar y solucionar, si no había esta charla el problema crecía en el interior del grupo. 

Actualmente el enojo en las mujeres es similar, cuando alguien no coopera viene el enojo y si no se habla con calma (por falta de tiempo, habilidades o pena) el problema crece al interior del grupo. La mujer a diferencia del hombre no usa su enojo para imponer su punto de vista sino para obligar a los otros a hablar del problema. 

Esas son las principales diferencias entre los enojos de hombres y mujeres, aunque como humanos tenemos enojos en común y formas de reaccionar similares, los enojos son algo que podemos controlar, no estamos sujetos a nuestras emociones, durante milenios las hemos controlado y podemos seguirlo haciendo si desarrollamos las habilidades adecuadas. 


Para poder controlar tu enojo (hombre o mujer) lo único que necesitas hacer es aprender habilidades sociales e inteligencia emocional, en esa forma puedes hablar sobre el asunto en forma sana y dejar de usarlo para hablar o imponer sobre los demás. 

Espero que te haya gustado, recuerda compartir el post en tus redes sociales, únete a la comunidad de Facebook Twitter, recuerda soy el psicólogo Juan José Hernández Lira y nos leemos luego



También lee:

Lista de todos los artículos

Pláticas de psicología gratuitas

Quién tiene la razón en la relación de pareja? ¿Hombres o Mujeres?

Los hombres pensativos y las mujeres sonrientes, los más sexys

¿los machos estresan a las mujeres?

La ciencia salva el honor del hombre 


¿Buscas algo de psicologia? ¡Usa Google!
Búsqueda personalizada
¿Necesitas terapia? ¡Te recomiendo estos psicólogos!

miércoles, 24 de junio de 2015

Ya puedes "desenviar" un correo electrónico

Te ha sucedido que mandas un mail y un segundo después de presionar "enviar"  te das cuenta que olvidaste adjuntar el archivo y luego tienes que enviar otro correo disculpándote y quedando como tonto ante todos tus compañeros de trabajo y luego te ponen un apodo humillante que tienes que soportar toda tu vida... no?  solo yo? ( estúpidos traumas del trabajo). 

En fin,  la buena noticia es que Gmail permitirá a partir de hoy detener ese mensaje,  es decir,  si ya presionaste enviar, tendrás entre 5 y 30 segundos para detener el mensaje. 

Ésta opción tienes que activarla en el menú de configuración y solo esta disponible para la computadora,  por dispositivos móviles aún no. 

Es una muy buena noticia (para los que todavía usan el correo electrónico en el trabajo)  estaría muy bien algo así para otras cosas que posteamos,  como Twitter o Facebook,  muchas reputaciones se salvarían...  bueno solo algunas,  pero valdría la pena. 

5 razones por las que los niños no quieren ir a la escuela.

Razones por las que los niños no quieren ir a la escuela y soluciones prácticas




En algún momento todos pasamos por la experiencia de no querer ir a la escuela, recuerdo el vacío en el estomago al momento de presentar exámenes y las ganas de quedarme en casa, pero muchos pequeños tienen problemas más graves y hay que atenderlos a tiempo, por eso te dejo un pequeño listado de las cosas que tu pequeño puede tener miedo y lo que hay que hacer para remediarlo. 

Lo primero que necesitamos entender es que no se le tiene miedo al edificio, es decir, el edificio no espanta, lo que se teme es lo que sucede allí, es decir, las historias, los compañeros, los maestros, comenzare por lo más sencillo, las historias.

1. Las historias de la escuela. 


Cuando les pregunto a los niños sobre lo que pasa en su escuela obtengo historias inverosímiles, ¿recuerdas las de tu escuela? Están los rumores de que allí se murió un niño y que ahora merodea en forma de fantasma, que la escuela antes era un panteón, que de noche se roban los niños, que cuando se inunda hay que saber nadar, en fin, las historias son tan variadas como la imaginación de los niños, pero a veces no todos están preparados para escucharlas y cuando son pequeños estas historias pueden impresionarlos mucho, (generalmente los niños de grados avanzados asustan a los más chicos) eso provoca que no quieran ir a la escuela.

¿Qué hacer? 

Lo primero es entender que el problema es muy sencillo pero que las emociones son, reconocer sus miedos y darles validez es muy importante, por favor no digas cosas como “¿por eso estas asustado? ¡eso no tiene por qué asustarte!” simplemente di algo como “así que eso es lo que te asusta, es lógico que te de miedo, pero puedo decirte que estarás bien, porque lo que te dijeron es una mentira, eso no sucede, trataron de asustarte y es hora de enfrentar esos miedos” Necesitas transmitir confianza para que el pequeño entienda que es algo sin importancia y que puede seguir con su vida, además le enseñas que no debe creer todo lo que dicen.

2. Los compañeros

A veces el problema es más grave, así como nosotros tenemos compañeros que no queremos ver así los niños tienen sus pequeños némesis que les causan problemas, a veces estos “problemas de escuela” se vuelven graves y se convierten en bullyng, esta es la razón más común por la que no quieren ir a la escuela. 

¿Qué hacer?

Es muy importante entender que el fenómeno del bullyng es algo muy complejo y que todos los involucrados necesitan hacer algo para que se resuelva en forma permanente, no basta con hablar con el profesor, director o padre de familia, es muy importante involucrar a un profesional (psicólogo, psiquiatra) para que nos guie en este tipo de casos (no son tan simples como se cree). 

3. Los maestros

Cuando estaba en secundaria recuerdo que le tenía miedo a uno de los maestros y no era el único, muchos de mis compañeros tenían la misma sensación, pero con el tiempo el problema se hizo más grave y el maestro comenzó a acosar a uno de mis compañeros a tal grado que tuvo que cambiarse de escuela, en aquel entonces (no, no había dinosaurios) los maestros tenían siempre la razón y podían hacer lo que querían, a veces los niños nos dan avisos sobre esto, pero no los escuchamos porque creemos que exageran, quieren llamar la atención o quieren evadir responsabilidades. Pero hay que recordar que los maestros son humanos y no solo se equivocan también pueden ser muy molestos sin razón aparente.

¿Qué hacer?

Necesitas verificar la información, pregunta a otros padres de familia si su pequeño también tiene problemas con este profesor, acude a ver su clase, observa cómo trata a otros niños, mira el desempeño de tu pequeño con otros profesores, si encuentras un indicio de que el profesor puede estar molestando al pequeño,  habla con las autoridades correspondientes, pero hazlo en forma anónima, (si se entera que tu pequeño fue el soplón le puede ir muy mal, lo mejor es el anonimato). Con una llamada de atención debe bastar, de no ser así ve pensando en que será una lucha larga y en cambiar a tu pequeño de salón.

4. El personal que labora

A veces el personal que labora en las escuelas (conserjes, secretarias) son muy duros (ellos no tienen una capacitación tan amplia para tratar a los niños) y se convierten (a ojos de los niños) en monstruos regañones de los que hay que alejarse, a veces la situación va al límite y los niños quieren dejar de ir a la escuela para no topárselos.

¿Qué hacer?

Nuevamente hay que verificar la información, si hay una persona malhumorada es probable que el pequeño no sea el único que tenga problemas, puedes hablar con las autoridades para que esta persona sea capacitada, cambie su actitud o sea reemplazada. Recuerda verificar muy bien la información que te da tu pequeño, el trabajo de alguien está en riesgo y no quieres que sea porque tu pequeño quiere librarse de un examen o un castigo. 

5. Consentirle demasiado 

A veces los niños parecen pasar por todos los puntos anteriores, hablan sobre lo mal que los tratan los compañeros, las historias horribles de la escuela, el maltrato de los profesores, en fin, parece un pequeño perico que se queja de todo y busca no ir a la escuela. A veces (aunque no queramos aceptarlo) nuestro pequeño está muy consentido y sabe que si se queja lo suficiente va a lograr quedarse en casa y disfrutar de la televisión, videojuegos, desayuno en cama o dormir de más. 

¿Qué hacer? 


Llévalo a la escuela (a menos que su integridad física esté en riesgo) y verifica la información, si tiene que quedarse en casa no le dejes hacer lo que quiera, ponle tarea, cosas a hacer como si estuviera en la escuela (así aprenderá que no puede librarse del trabajo solo quejándose), en su actitud podrás observar que tanto de lo que dice es mentira, si hace las cosas sin vacilar y está contento es probable que esté pasando algo en la escuela, pero si se queja y quiere jugar, si pone caras y se niega a hacer las cosas es más probable que solo quiera descansar en casa. (no te dejes manipular). Es muy probable que después de quedarse en casa y hacer tarea prefiera ir a la escuela. 

Espero que te haya gustado, recuerda compartir el post en tus redes sociales, únete a la comunidad de Facebook Twitter, recuerda soy el psicólogo Juan José Hernández Lira y nos leemos luego



También lee:

Lista de todos los artículos

Pláticas de psicología gratuitas

11 Recomendaciones para enseñar a los niños a dormir

Como se usa la técnica de corrección en los niños?

Por qué mi hij@ no quiere comer? 7 tips para remediarlo

¿Buscas algo de psicologia? ¡Usa Google!
Búsqueda personalizada
¿Necesitas terapia? ¡Te recomiendo estos psicólogos!

lunes, 22 de junio de 2015

¿Qué red social provoca más dependencia emocional en las parejas? te va a sorprender el resultado

Dependencia emocional y redes sociales. 




Ahora los estudiosos de la universidad de Córdoba hicieron un análisis para ver cuál de las redes sociales provocan mayor dependencia emocional entre las parejas, sus resultados son muy interesantes y voy a resumirlos aquí, aunque dejare el link del estudio para quien lo quiera leer completo. 

En estos tiempos las relaciones de pareja han cambiado, las cartas y el cortejo en la calle después de la misa han quedado muy atrás, ahora los más jóvenes (no es mi caso) se relacionan a través de tecnologías de la información, al inicio se creía que estas relaciones eran una especie de chiste, pero al paso del tiempo se ha encontrado que pueden ser igual de duraderas y tortuosas que las de antes. 

Ahora los jóvenes no solo se ven en persona, también conviven con redes que tienen videos, texto, imágenes y más personas. Esto hace que las relaciones sean más complejas. (antes solo te ibas de la casa de la susodicha y el asunto terminaba allí, ahora no puedes, tienes que contestar mensajes, mantener tu estatus de activo en el Messenger, es decir sigues allí aunque no estés… que loco, no hay donde esconderte).

Hay personas muy sanas que pueden llevar su vida normal y seguir conviviendo en las redes sin ningún tipo de problema, pero hay otras que desarrollan conductas como:


  • - Demasiadas expectativas positivas de la pareja
  • - Idealizan y se someten a la voluntad la pareja
  • - Se pelean porque la relación no es igualitaria (cosa que provocaron con su actitud)
  • - rompen la relación sin importar lo que suceda
  • - Tienen otras relaciones para “olvidar” a esa pareja
  • - Repiten el ciclo con alguien nuevo



Cuando esto sucede se dice que la persona es una dependiente emocional y eso es un problema para sí misma y para los demás porque el problema no son los otros, es la forma en que esta persona se relaciona. 

Por experiencia puedo decir que la red WhatsApp es la que más problemas me causa en el consultorio, a veces les pido a los pacientes que dejen de usarla por un tiempo debido a la obsesión compulsiva que causa con la pareja, pero resulta que ellos encontraron algo distinto.

Efectivamente WhatsApp es la más usada (y por estadística es la que más llega al consultorio), después están Twitter y Facebook, que también causan algunos problemas pero no del tipo “dependencia emocional” Resulta que YouTube es la que está más relacionada con dependencia emocional, esto me sorprendió mucho, en realidad no pregunto sobre esta red cuando hago la indagatoria de parejas (cosa que voy a hacer a partir de ahora), pero ¿Por qué? 

Bueno, aparentemente (todavía hay que hacer un estudio sobre esto) al compartir videos de You Tube la pareja idealiza más que con otras redes sociales (suena lógico porque un video dice mucho emocionalmente) no es lo mismo compartir una imagen bonita que todo un video que hable sobre el amor, y cuando alguien está enamorado y le comparte algo a la pareja por lo general es meloso y lleno de melcocha romántica, eso dispara las expectativas y vuelve a la persona emocionalmente dependiente. (en verdad no me lo esperaba, aplausos para los estudiosos)

También habla de la red social Tuenti (que no conozco) donde los usuarios pueden interactuar con más personas aunque no sean cercanas como sucede en Facebook, esta red está más relacionada con la dependencia emocional debido a la idea de exclusividad en las relaciones interpersonales, en realidad no puedo hablar mucho de esta porque no la conozco, pero créeme que voy a tener cuidado con ella. 



Espero que te haya gustado, recuerda compartir el post en tus redes sociales, únete a la comunidad de Facebook Twitter, recuerda soy el psicólogo Juan José Hernández Lira y nos leemos luego

Estudio completo:
http://psye.org/articulos/ESPINAR.pdf





También lee:

Lista de todos los artículos

Pláticas de psicología gratuitas

Las redes sociales provocan nuevos problemas psicológicos

Whatsapp es como la alcoba

10 síntomas de adicción a las redes 

¿Buscas algo de psicologia? ¡Usa Google!
Búsqueda personalizada
¿Necesitas terapia? ¡Te recomiendo estos psicólogos!

domingo, 21 de junio de 2015

Curan depresión en ratones usando luz

Científicos curan la depresión con luz




La nota de hoy es muy interesante. Científicos japoneses pudieron curar una depresión aguda en ratones usando solo luz. (bueno casi).

Imagina por un momento que eres un ratón, vives en un laboratorio y de pronto te colocan con muchas ratonas, estas feliz y contento, disfrutando el momento, los humanos te alimentan, limpian y estas feliz con tu harem, cuando de pronto todo cambia, te llevan a un lugar donde para comer necesitas hacer un esfuerzo supremo, diario debes superar obstáculos que no entiendes del todo, las ratonas han desaparecido y no puedes dormir, tu estrés sube y no sabes que hacer, con el tiempo ya no quieres comer, quieres morir porque no sabes lo que paso, todo te fue arrebatado y no sabes cómo o porque, recuerdas día a día el dolor, el esfuerzo y la tristeza. Pero un día, cuando todo parece perdido, cuando haz decidido morir, cuando llevas un tiempo sin comer, de pronto comienzas a recordar los buenos tiempos, la convivencia con tus ratonas, el alimento sencillo, de pronto tus ganas de vivir se activan poco a poco, piensas, tal vez haya esperanza y al pasar de algunos días te recuperas completamente, estas feliz de nuevo, aunque no sabes muy bien porque, simplemente vives en los buenos recuerdos y la esperanza de un futuro mejor.

Esto fue lo que les sucedió a un grupo de ratones del equipo de científicos japoneses que curaron la depresión usando luz, seguramente te preguntas ¿Dónde está la luz? Bueno, estos estudiosos nipones usaron fibra óptica para estimular con luz una parte del cerebro llamada giro dentado, allí pudieron observar como la luz estimulo zonas cerebrales asociadas y generar un regreso a los buenos recuerdos, la recuperación fue casi total en los roedores después de 5 días (un logro notable si tomamos en cuenta que la recuperación normal es de algunos meses) 

Tal vez digas…”bien por los ratones, pero no voy a dejar que me pongan una fibra óptica en el cerebro” bueno pues no será necesario se pueden implantar recuerdos positivos en el giro dentado y estimularlos durante alguna terapia (verbalmente, visualmente, auditivamente) y obtener un efecto similar al de los ratones, es decir, entre mejor recordemos y fijemos cosas positivas en el giro dentado tendremos más posibilidades de salir de una depresión grave.

Como dato adicional los científicos encontraron que los ratones bajo este tratamiento se volvieron resistentes a la depresión por estrés, es decir que ahora no se deprimirán aunque su estrés suba, algo deseable para cualquiera en este mundo lleno de prisas, definitivamente estos japoneses obtuvieron muchos datos de este experimento (tenía que ser… gastaron mucho dinero en esos ratones)


Tal vez puedas probar un poco este experimento si te pones a recordar cosas positivas al azar, es decir recordar las cosas positivas que te han sucedido, los momentos felices y alegres que viviste en el pasado, haciéndolo diario por unos minutos puedes vacunarte contra la depresión, cuando tengan más datos sobre personas te lo hare saber en otro post. 

Espero que te haya gustado, recuerda compartir el post en tus redes sociales, únete a la comunidad de Facebook Twitter, recuerda soy el psicólogo Juan José Hernández Lira y nos leemos luego



También lee:

Lista de todos los artículos

Pláticas de psicología gratuitas

6 descubrimientos científicos sobre la felicidad.

científicos crean memoria falsa en ratones

Científicos buscan descargar información habilidades en el cerebro



¿Buscas algo de psicologia? ¡Usa Google!

https://www.google.com/+PsicologoJuanJos%C3%A9Hern%C3%A1ndezLiraCiudaddeM%C3%A9xico

Hola, agregame a tus círculos:

Acerca de mí

Mi foto

Me gusta estudiar, convivir, trabajar y relajarme
Soy psicólogo, he trabajado con todo tipo de casos
durante 15 años, además me gusta lo que hago y 
soy aficionado de programar, animar y crear cosas en internet :)
Visita mi consultorio, llama al 47-53-80-25 o al cel: 04455-2069-6510 o en línea aquí. 
:)