Encuentra más de psicología :)

Cargando...

lunes, 27 de abril de 2015

¿Tus compañer@s de trabajo son tont@s o floj@s? 3 consejos psicológicos

Tener compañeros de trabajo puede ser muy difícil y provocar muchas molestias, llegamos a pensar que nuestros compañer@s son floj@s e inútiles y que arruinan nuestro esfuerzo, pero… ¿esto es verdad? ¿los compañeros pensaran lo mismo de mí? Bien… analicemos un poco. 



Las empresas tienen una persona encargada del personal, esta sección es la encargada (teóricamente hablando) de que las personas sean seleccionadas, entrenadas y evaluadas constantemente para que su desempeño sea el mejor y se sientan satisfechas y felices con su trabajo, desafortunadamente el área de personal por lo general no hace esa función, los empleadores desconocen que existe toda una rama de la psicología dedicada a esto y entonces les encargan cosas distintas como, checar la puntualidad, hacer papeleo para ingresarlos en la seguridad social, encargarse de la nómina, castigar el mal comportamiento, poner cámaras de seguridad… en fin, muchas labores que no tienen nada que ver con la función principal de esta sección. 

Cuando el área de personal no hace su trabajo adecuadamente nos topamos con personas que no quieren, no saben o no pueden hacer su trabajo y allí comienza el problema. ¿tú fuiste seleccionad@ adecuadamente? De no ser así entonces sientes que tu trabajo es muy pesado o muy difícil o que simplemente naciste para algo mejor, si esto te sucede entonces eres parte del problema. 

¡¡Entonces es verdad!! Mis compañer@s si son inútiles, es posible que la selección de personal no sea la adecuada que esto cause conflictos como peleas por cargas de trabajo o supuestas injusticias en la remuneración, pero ¿no pensaras trabajar sufriendo la incompetencia de otr@s? por eso te dejo estos consejos:

1. No te quejes… sugiere. Esto muy difícil de hacer, la costumbre es quejarse y quejarse hasta que el jefe o jefa en toda su magnificencia mira el conflicto y es iluminad@ para poder resolverlo. No esperes eso, no va a pasar, tu superior es tan human@ como tú, posiblemente no se dé cuenta del problema o mira el conflicto y espera que se resuelva solo. Por eso necesitas hacer sugerencias, pensar detenidamente donde está el problema y buscar formas de solucionarlo, si la carga de trabajo está en ti, no esperas que la pasen a otr@, trata de ir más allá y ver cómo puede aligerarse, piensa como puedes delegar, sustituir, capacitar o ayudar. No creas que al hacer sugerencias serás escuchad@ y de inmediato se pondrán cartas en el asunto, lo más probable es que se reciba, se analice y tengas una respuesta en algunos días, recuerda ser muy puntual en la forma que sugieres, no digas: “Te sugiero hacer un cambio para que no nos estemos peleando” comienza por “he notado que existe este problema y tiene estas consecuencias para la empresa, por eso  después de mucho pensar propongo que se haga esto, ojala puedas tomar en cuenta esta sugerencia” así es más probable que hagan caso a tu petición. 

2. No evadas… enfrenta. Si el problema se está llevando a nivel personal y está comenzando a afectar tu desempeño, no lo evadas, es hora de enfrentar el problema y poner en claro lo que está sucediendo, no es necesario confrontar, no es necesario pelear, lo importante es hablar con esa persona o personas y escuchar (si escuchar) que es lo que les provoca esa actitud o ese problema, tal vez tengan otro punto de vista muy distinto al tuyo o vean otra fase del problema que no haz notado. Enfrentar los problemas para resolverlos hace que las otras personas pongan empeño en las soluciones, hace que los grupos y equipos se conviertan en compañer@s reales y encuentren un mejor ambiente de trabajo. 

3. No lo dejes avanzar… detenlo. Muchas veces el problema se evade o ignora, eso provoca que el problema crezca, hace que los involucrados pongan atención solo en la parte fea del problema además comienzan a tomarse personal la situación  y eso solo empeora las cosas, pues si antes era solo un problema laboral ahora se convierte en un problema personal e incluso se tiene la idea de que se tiene un enemig@ en el trabajo, eso empobrece el estilo de vida y aleja la felicidad. Por esto lo mejor es detener el problema en cuanto se pueda. 

Usa estos consejos, aprende nuevas habilidades para llevarlos a cabo, comparte este link con tus amigos, únete a Facebook y Twitter, recuerda, soy el psicólogo Juan José Hernández Lira y nos leemos pronto. 

También lee:




Acerca de mí

Mi foto

Me gusta estudiar, convivir, trabajar y relajarme
Soy psicólogo, he trabajado con todo tipo de casos
durante 14 años, además me gusta lo que hago y 
soy aficionado de programar, animar y crear cosas en internet :)
Visita mi consultorio, llama al 47-23-80-25 o al cel: 04455-2069-6510 o en línea aquí. 
:)